Oxolife levanta una ronda de 5 millones de euros para realizar un ensayo clínico fase II

 Inveready lidera la ronda de capital, en la que participa también BStartup de Banco Sabadell y HighStick entre otros inversores.

La empresa biotecnológica Oxolife, creada para desarrollar un nuevo tratamiento para mejorar la tasa de fertilidad femenina, ha completado su primera ronda de financiación que se eleva a 5.000.000 € y que está liderada por la gestora de capital riesgo Inveready y el organismo público CDTI a través de su programa Innvierte, con la participación de BStartup de Banco Sabadell (que seleccionó a la compañía como una de las tres ganadoras de la II Edición de BStartup Health), HighStick2019 e inversores privados a través de la plataforma Capital Cell (en una operación de 1,2 millones de € realizada en la plataforma a principios de 2020).

Oxolife, fundada en Barcelona en 2013, está liderada por Agnès Arbat, médico especializado en farmacología clínica, e Ignasi Canals, doctor en bioquímica. Oxolife desarrolla una molécula, OXO-001, que actúa específicamente sobre la implantación del embrión para aumentar la tasa de éxito de embarazo. OXO-001 obtuvo resultados prometedores en modelos animales representativos y finalizó un primer estudio de fase I con un excelente perfil de seguridad.

Se trata de un gran avance, pues actualmente no hay alternativa terapéutica en el mercado para preparar el endometrio y mejorar las condiciones de implantación embrionaria. En estos momentos, la mayoría de fármacos existentes se centran en el incremento y mejora de la ovulación, así como en las técnicas fertilización de ovocitos y desarrollo de los embriones. OXO001 responde a una necesidad no cubierta que afecta millones de mujeres en procesos de reproducción asistida de todo el mundo.

A nivel Con esta inversión, Oxolife ampliará el estudio de fase I y realizará en clínicas de España y centros europeos un ensayo clínico de fase II para evaluar la eficacia del fármaco en la implantación embrionaria en pacientes que recurren a técnicas de reproducción asistida. Tras la finalización de este estudio se pretende alcanzar un acuerdo con una farmacéutica para la finalización del desarrollo clínico y la comercialización del fármaco. Esta operación estaría prevista para el 2023.

Agnès Arbat, CEO y CMO de Oxolife comenta: “Estamos muy satisfechos de contar con estos socios financieros de reconocida trayectoria en el acompañamiento de start-ups, que nos aportan los recursos necesarios para completar las siguientes fases previstas y acercar la molécula OXO-001 al mercado lo antes posible”.

“El extenso programa de desarrollo que cuenta con más de 30 estudios de eficacia y seguridad nos indica que OXO-001 ejerce un efecto muy relevante sobre la implantación del embrión, con incrementos de hasta un 65%”, explica Ignasi Canals, director científico de Oxolife. “La seguridad ha sido evaluada en diferentes especies animales y en sus crías demostrando que la administración es segura para ambas. En humanos también se ha demostrado un buen perfil de seguridad. Estos resultados nos permiten avanzar y planificar para el año próximo el estudio en mujeres con un diagnóstico de infertilidad, y conocer el verdadero alcance de OXO-001 en la mejora de la fertilidad”.

“De Oxolife nos gustó la calidad del equipo emprendedor, el hecho de estar en un mercado privado y de precio libre y aportar una innovación real a una necesidad no cubierta: la mejora de la implantación del óvulo fecundado”, apunta Sara Secall, socia directora de inversiones de Inveready en Ciencias de la Vida.

Esta operación ha contado con la asesoría legal de dwf-RCD, Lexcrea, Venture Tech Audit i Dinsmore.

Por otra parte, Oxolife acaba de ser seleccionada por el programa Headstart 2020 de EIT Health. En concreto, Oxolife fue presentada a la convocatoria por Genesis Biomed y ha sido una de las 16 start-ups españolas seleccionadas para participar en Headstart 2020, el programa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología en Salud (EIT Health) que ofrece acompañamiento y financiación de hasta 50.000€ para que compañías emergentes desarrollen sus innovaciones.

*Noticia relacionada: “Estamos ante lo que puede ser un nuevo hito en el tratamiento de la infertilidad”