Entrevista Andreu Climent – Socio Fundador y CEO de Corify Care.

This post is also available in: EN (Inglés)

Entrevista Andreu Climent – Socio Fundador y CEO de Corify Care.

 

Andreu Climent: ”Cada vez que nuestro dispositivo se utiliza en un paciente, y el paciente sale curado de quirófano, es una subida de adrenalina increíble”

 

Andreu Climent es Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). Desde 2015 es Profesor Asociado de la UPV y fue investigador del Hospital Gregorio Marañón y Director Adjunto del CIBERCV en el periodo 2017-2019. En 2019 funda junto a María Guillem (UPV), Francisco Fernández-Avilés y Felipe Atienza (Hospital Gregorio Marañón) la Start-up Corify Care S.L, de la que además es el CEO. GENESIS Biomed ha acompañado a la Start-up desde sus inicios.

Andreu Climent (Gandía, 1981) es ingeniero de telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Valencia y un gran apasionado de la ciencia y su aplicación para mejorar la sociedad. En el año 2005 inició su actividad investigadora con el germen de lo que hoy es Corify Care: sus primeras actividades se iniciaron en los Hospitales de Magdeburg y Leipzig en Alemania donde se apasiono por entender la actividad eléctrica cardiaca. Tras completar su tesis doctoral en la Universidad Politécnica de Valencia, tras estancias en la Cleveland Clinic y la Universidad de Michigan en Estados Unidos, en 2012 se incorpora al Laboratorio de Investigación Traslacional en Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Fue en el Marañón donde, gracias al trabajo multidisciplinar entre clínicos, ingenieros y biomédicos, surgen las ideas y el germen de la innovación que Corify Care está llevando al mercado.

Finalmente, en 2017 Climent decide aplicar a la convocatoria Caixa Impulse Validate, que finalmente consiguió. Gracias a este programa, uno de los mejores bootcamps de emprendimiento en salud del sur de Europa, recibe formación para adquirir y mejorar sus business skills, algo absolutamente necesario en el rol de un CEO de una startup. En dicho programa conoció a Josep Lluís Falcócuya experiencia en el viaje desde el laboratorio hasta el mercado permitió a Climent y su equipo vislumbrar e ir completando las acciones necesarias para que su invención llegase a todos los pacientes.

Falcó, por su parte, decide emprender en mayo de 2017, juntamente con su socia Natalia de la Figuera, el proyecto empresarial GENESIS Biomed, una consultora especializada en dar soporte en la génesis de proyectos biomédicos surgidos en los ámbitos hospitalario (como es el caso de Corify), académico, centro de investigación o centro tecnológico, al mismo tiempo que GENESIS Biomed también ofrece soporte y acompañamiento no solo en la génesis sino también en las fases de crecimiento y maduración. Hoy GENESIS Biomed es una empresa que ha crecido únicamente de manera orgánica y con oficinas en Barcelona y Madrid, una facturación que ya supera el millón de euros y una plantilla de doce empleados.

La colaboración Corify Care – GENESIS Biomed surgió en diciembre de 2017, momento en que Climent estaba madurando la posibilidad de crear la compañía, juntamente con los que serían sus socios co-fundadores María Guillem (UPV) y Francisco Fernández-Avilés y Felipe Atienza (los dos últimos del Hospital Gregorio Marañón). A partir de ese momento, a Climent y Falcó les esperaban por delante más de 3 años con acontecimientos tales como la creación del primer Business Plan de Corify, la constitución de la empresa, el cierre de la primera ronda de financiación semilla (300.000 € con un family office de Barcelona), obtener financiación del EIT Health (proyecto AFFINE, 750.000 €), obtener la financiación CDTI Cervera (1.000.000 €), cerrar la ronda de financiación serie A (2.350.000 €) además de haber conseguido mayor financiación pública europea (detalles divulgables a partir de enero de 2022). Todo ello no hubiera sido posible sin la contribución del equipo consultor de GENESIS Biomed, y sobre todo de Alberto Rodríguez.

¿Qué te movió a crear Corify Care?

La principal motivación para dar el salto desde el laboratorio a una Start-up es conseguir que años de investigación se transformen en herramientas para mejorar la vida de las personas. Como científicos solemos quedarnos satisfechos con entender los mecanismos de las patologías, o proponer pruebas piloto de tratamiento, pero muchas veces esas innovaciones quedan en el cajón tras su publicación como artículo científico. Conseguir que nuestra invención mejore la vida de millones de pacientes es un reto y motivación que nos empuja a trabajar muy duro.

¿Cómo influyó el programa Caixa Impulse Validate en tu carrera profesional?

El programa Caixa Impulse, apoyado por EIT Health, fue un punto de inflexión en mi carrera. Como científico había tenido la oportunidad de estar en algunos de los mejores laboratorios del mundo, pero el proceso para pasar de un invento a un dispositivo médico comercializable seguía siendo una nube borrosa y oscura. Durante los 6 meses del programa CaixaImpulse pudimos conocer agentes de todo el ecosistema de transferencia, sus experiencias, dificultades y consejos. Tener referentes que han transitado el camino antes que tu es fundamental para poder tratar de marcar tu propia senda. En concreto, para nosotros fue fundamental poder conocer a Josep Lluís Falcó y GENESIS Biomed, desde entonces hemos estado trabajando juntos en cada paso y éxito.

¿Cómo te trataron las dos instituciones de las cuales nace Corify, es decir, el Hospital General Universitario Gregorio Marañón y la Universidad Politécnica de Valencia?

Las instituciones públicas están cada vez más concienciadas de la importancia de transferir a la sociedad su labor, por tanto, cuando les propusimos que nuestra primera patente se explotase a través de una Start-up recibimos un apoyo total por su parte. Tanto desde el Hospital como desde la Universidad nos apoyaron en todo el proceso. La legislación española y autonómica al respecto desafortunadamente sigue teniendo importantes márgenes de mejora. Existe demasiada ambigüedad que dificulta que las instituciones públicas tengan una hoja de ruta clara, efectiva y segura para poder devolver a la sociedad su inversión. Pese a ello, gracias al apoyo del bufete especializado DWF-RCD, el proceso de transferencia fue razonablemente rápido.

Con todo ello constaté la yincana que es constituir una empresa, donde como administrador te es necesario acudir en varias ocasiones a registro, agencia tributaria, notarios, etc. Estoy convencido de que como país podemos facilitar el emprendimiento aumentando la digitalización e interconexión entre agentes tan importantes como el registro civil o la agencia tributaria.

¿Cuál ha sido el momento más duro que recuerdas haber vivido en Corify?

Suelo olvidar rápidamente los momentos duros, a veces es necesario para seguir con energía e ilusión. Si tuviese que concretar uno, diría los meses previos a la consecución de la última ronda de inversión. Ya éramos 5 empleados en la compañía y si las negociaciones no fructificaban hubiese sido necesario recoger velas. No diré que no me generó alguna noche de insomnio.

¿Y el más dulce?

Ha habido muchos momentos dulces. Cada vez que nuestro dispositivo se utiliza en un paciente y el paciente sale curado de quirófano es una subida de adrenalina increíble. Otro momento muy dulce, fue el 26 de febrero de este 2021. Ese día abrimos la ronda de financiación mediante Crowfunding con Capital Cell y en menos de 8 horas tuvimos que cerrarla porque habíamos alcanzado en 125% del apoyo solicitado. En total más de 400 personas han invertido en nuestro proyecto, sentir tal apoyo y confianza en Corify es muy dulce, aunque sin duda una gran responsabilidad que nos empuja y permite seguir trabajando cada más con más energía.

¿Cuál ha sido tu experiencia trabajando con GENESIS Biomed?

Para Corify Care, GENESIS Biomed es nuestro socio preferente, nada estaría siendo posible si no fuese por el apoyo constante de Josep Lluís y su gran equipo. Desde el primer momento, allá por finales del 2017, hasta hoy mismo, poder plantearles en cualquier momento todas las dudas que nos va surgiendo en cada una de las fases y recibir el consejo y ayuda de su enorme experiencia es lo que hace posible toda esta aventura. Además, su capacidad predictiva y análisis crítico de los procesos es lo que nos ha hecho posible conseguir la confianza de los inversores.

¿Qué retos tiene por delante Corify en estos momentos?

Corify Care sigue teniendo por delante muchos y apasionantes retos. Gracias a la última ronda de inversión, durante 2022 vamos a completar la validación clínica y está prevista la obtención de la aprobación regulatoria para la comercialización de nuestra tecnología. En paralelo, nuestro trabajo se está centrando en completar con éxito los retos de la industrialización a gran escala y la entrada en diversos mercados internacionales.

Con la perspectiva del tiempo, ¿cuáles de las iniciativas existentes deberían potenciarse o cuáles nuevas deberían aparecer para favorecer la creación de start-ups como la tuya?

Es una pregunta difícil, dado que como emprendedor conozco mi experiencia y no estoy seguro de hasta qué punto cada caso es extrapolable al conjunto.

Desde mi humilde opinión, para potenciar la creación de start-ups de éxito es necesario actuar en toda la cadena de valor. La mejor forma de conseguir que una empresa tenga éxito es que su innovación sea singular y eso solo es posible si se apoya en ciencia fundamental de calidad. Es por ello que considero fundamental en primer lugar fomentar la ciencia básica y acompañarla con formación en transferencia. Es necesario conseguir que los programas de doctorado y posdoctorado fomenten el emprendimiento entre los investigadores.

Una vez el germen del producto y la start-up están definidos, existen importantes iniciativas necesarias para que el fruto madure. La financiación privada es fundamental, es necesario conseguir que como sociedad tengamos en nuestro imaginario que invertir en empresas basadas en innovación es más rentable económica y socialmente que invertir en ladrillo.

En resumen, es importante seguir potenciando iniciativas de formación como Caixa Impulse para fomentar el emprendimiento entre el personal de investigación con alta formación, y programas como CDTI-Innvierte o Capital Cell que ayudan a la inversión de fondos privados en estas empresas.

¿Qué recomendarías a los emprendedores que estén leyendo esta entrevista?

Personalmente haría dos recomendaciones: (1) no tengas miedo de fracasar. Corify Care es mi segundo proyecto empresarial, el primero fue un fracaso, pero en este mundo se aprende andando y es necesario ser conscientes que un fracaso es solo una oportunidad de aprendizaje de la que hay que levantarse rápidamente y seguir trabajando, y (2), y posiblemente más importante todavía, rodéate de gente con experiencia que pueda ayudarte en cada fase, sin duda, acércate a GENESIS Biomed y comparte tu propuesta. Cuanta más gente te de feedback de tu idea y te ayude a mejorarla, más robusta será y más probable el éxito.

Desde 2021, Falcó a través de GENESIS Biomed se convierte en socio de Corify Care. La colaboración entre ambas empresas continúa y actualmente Falcó es miembro del Consejo de Administración de Corify Care.

Corify Care ha sido uno de los casos de éxito más importantes que ha tenido GENESIS Biomed en sus 4 años de vida, y sin duda es uno de los proyectos que más impacto va a tener en el sistema sanitario en los próximos años. En palabras de Josep Lluís Falcó: “Quiero agradecer sinceramente a Andreu y a todo el equipo de Corify su confianza en GENESIS Biomed, nos enorgullece ver cómo casos como Corify dan sentido a nuestra empresa”.

Entrevista Andreu Climent – Socio Fundador y CEO de Corify Care.