“Estamos ante lo que puede ser un nuevo hito en el tratamiento de la infertilidad”

Ignasi Canals i Agnès Arbat

Ignasi Canals y Agnès Arbat se conocieron en la multinacional farmacéutica Bayer y dejaron sus respectivos trabajos para centrarse en su startup.

Agnès Arbat y Ignasi Canals lideran Oxolife, una startup que desarrolla OXO-001, un fármaco con el potencial de tratar la infertilidad femenina al incrementar en un 65% la implantación embrionaria. Arbat y Canals se conocieron en Bayer, donde ambos trabajaban, y fundaron Oxolife en 2013. En 2014 cedieron la licencia a Kern Pharma y en 2019 la recuperaron. El fármaco está en su fase I y los resultados son muy prometedores.

La compañía ha completado su primera ronda de financiación que se eleva a 5.000.000 € y que está liderada por la gestora de capital riesgo Inveready y el organismo público CDTI a través de su programa Innvierte, con la participación de BStartup de Banco Sabadell (que seleccionó a la compañía como una de las tres ganadoras de la II Edición de BStartup Health), HighStick2019 e inversores privados a través de la plataforma Capital Cell (en una operación de 1,2 millones de € realizada en la plataforma a principios de 2020).

En el Día Internacional de Acción para la Salud de las Mujeres (International Day of Action for Women’s Health), los dos emprendedores nos explican cómo buscan fórmulas para mejorar la tasa de éxito de embarazo en mujeres que requieren de ayuda para concebir.

Agnès e Ignasi, ¿Cuál es vuestro foco como empresa?

Nuestra investigación supone un gran paso adelante en el área de la fertilidad. Estamos desarrollando el primer fármaco que actúa sobre el endometrio para mejorar la implantación del embrión.

Nuestro objetivo en los próximos años es demostrar que OXO-001 mejora la fertilidad de las mujeres. Estamos ante lo que puede ser un hito en el tratamiento de la infertilidad.

¿Creéis que en campo de la infertilidad hay un gran campo de mejora?

A nivel global, un 40-50% de mujeres no van a conseguir un embarazo a término, es decir, con un bebé en casa, a pesar de los tratamientos actuales. Los tratamientos actuales disponibles permiten obtener ovocitos en un alto porcentaje de mujeres pero en el momento de la implantación no se ha evolucionado casi nada. Actualmente no existe ningún fármaco ni ninguna técnica que favorezca o facilite la implantación.

¿Por qué no se han conseguido grandes avances? 

Nos puede parecer que con las tasas de éxito de las técnicas actuales no haya habido grandes avances, pero nada más lejos de la realidad. Hay grupos de investigación muy activos, que han incrementado las tasas de éxito en la reproducción asistida.

Pero también es cierto que nos encontramos con procesos complejos del embarazo, como la implantación, que todavía son poco conocidos. En cierta manera nos sentimos como pioneros, descubriendo algo nuevo con cada avance y error de nuestras investigaciones.

¿Por qué decidisteis crear Oxolife y pasar de vuestra actividad en una gran farmacéutica a la incertidumbre que acostumbra a acompañar a las startups?

Agnès: Ja ja, en mi caso, soy médico y especialista en Farmacología clínica y siempre he sido una apasionada de la salud de la mujer y de los nuevos desarrollos. En la industria farmacéutica la probabilidad de desarrollarse como profesional es muy importante. Sin embargo, es difícil participar desde el principio del desarrollo de una molécula. En general, España participa en Fases II-IV pero no en ciencia básica. Me atrae poder marcar mi propio camino, investigar en el más amplio sentido, definir un plan y ejecutarlo.

Al conocer a Nacho y aunando intereses y conocimiento nos pusimos a investigar por nuestra cuenta, compaginando nuestro trabajo en la industria y en Oxolife. Hasta que en un momento determinado ya no pudimos mantener esta doble carga y apostamos por cambiar el foco y lanzarnos al mundo startup con toda nuestra energía e ilusión.

Ignasi: Llevo más de 15 años investigando esta molécula, así que cuando se tuve ante mí resultados que me hicieron pensar que OXO-001 podría jugar un papel en fertilidad, no lo dudé. Me asocié con Agnès, con quien sabía que formaríamos el mejor equipo de trabajo para este proyecto, y nos dedicamos al proyecto con el máximo empeño.  Para mí, el factor más decisor para dar el salto de la industria farmacéutica a Oxolife, fue el equipo.

“La salud femenina debería tener un papel predominante en la investigación”

¿En qué fase está vuestro fármaco y cuándo tenéis previsto que llegue al mercado?

OXO-001 está en Fase I. Hemos estudiado varias dosis con muy buenos resultados y ahora estudiaremos una dosis superior, y así cerraremos esta etapa de búsqueda de dosis. Estamos muy animados pues vemos que, a mayor dosis, se producen cambios a nivel del endometrio que permitirían una mayor receptividad del embrión.

Esperamos en junio recibir la aprobación de la Agencia Española de Medicamentos y empezar el estudio enseguida. Lo realizaremos en el CIM de Hospital Sant Pau y la medicación la producirá Kern Pharma. Para Oxolife es fundamental contar con centros pioneros que nos permitan asegurar la mejor ejecución y producción.

Cuando arranquemos el fase I, empezaremos a preparar el Fase II. Esta etapa va a ser muy divertida y retadora pues no hay mucha experiencia previa en estudios de implantación. Somos muy afortunados, pues España es un país líder a nivel mundial en fertilidad femenina y contamos con expertos de aquí.

¿Creéis que la salud femenina tiene un especial potencial de negocio?

La infertilidad femenina afecta anualmente a más de 76 millones de mujeres en el mundo. Es una condición prevalente, un 10% de las mujeres en edad fértil van a ser diagnosticadas de infertilidad. Existen factores que hacen que esta cifra se incremente anualmente entre un 4-5%, como el retraso en la edad de concebir y el sobrepeso u obesidad, entre otros.

¿Tenéis previstos nuevos proyectos en este campo?

Sin ninguna duda, la salud femenina debería tener un papel predominante en la investigación de los próximos años. Existe un retraso en la investigación de terapias que incumben exclusivamente a la población femenina, y esto se está revirtiendo con la aparición de compañías muy focalizadas en la salud de la mujer. A nivel de mercado debería serlo, pues la población femenina representa algo más del 50% de la población.

Respecto a proyectos futuros en el área de salud femenina, Oxolife está focalizada en fertilidad femenina y cuenta con otras líneas de investigación en fases incipientes, que esperamos poder desarrollar en un futuro próximo.

Noticia relacionada: Oxolife levanta una ronda de 5 millones de euros para realizar un ensayo clínico en fase II